Elección de la cuna de tu hijo/a

En primera instancia en la elección de la cuna  de tu hijo /a hay que tener en cuenta: Es donde pasará, más horas tú bebe,  escoger una buena  es primordial porque es el lugar de descanso del bebé. Se deberá observar: el tamaño, el material, la comodidad, la seguridad, la adaptabilidad, la vida útil y el precio.

Los primeros meses duermen mucho. Tener en cuenta que sea segura, ya que tu bebé estará ahí dentro sin tu supervisión.

Las medidas

El largo, el ancho y la profundidad debe permitir que el bebé pueda tocarla y sentirse arropado.   Por estándar miden  120 cm de largo por 60 cm de ancho. Por seguridad, la altura debe ser de 60 cm.

Tipos de cuna que existen:

Cuna tradicional: Posee diferentes formas: circulares, rectangulares, con muebles anexos, etc. Llevan barrotes para que el bebé no pueda caerse durante su sueño.
Cunas convertibles: Esta tipo permite transformar la cuna de bebé en una cama tradicional. Sin bien, su precio es mayor, es una inversión a largo plazo; ya que tu hijo/a puede usarla durante la mayor parte de su infancia.
Cunas transportables: Ideales para padres que viajan mucho, ya que son fáciles de trasladar; son ligeras y pueden plegarse para ocupar menor espacio. Algunas que tienen ruedas incorporadas.
Cuna con mueble incorporado: Poseen un tiene un mini-armario incorporado para tener a mano algunos productos básicos o ropa. Son muy útiles porque facilita muchas tareas como cambiar el pañal.

Seguridad en las cunas:

A la hora de comprar una cuna deberemos cerciorarnos que cumpla ciertos requisitos.

La normativa europea   UNE-EN 716-1:2008 aconseja:

1. Distancia correcta entre los barrotes: Ni muy pequeña que pueda quedar atrapado algún dedo, ni muy grande donde pueda entrar la cabeza. La distancia correcta es entre los 4,5 y 6,5 cm.
2. Que no esté fabricada con materiales tóxicos. Ya que puede chupar los barrotes e incluso cuando crezca puede mordisquear la barandilla.
3. Que la barrera se fije fuertemente cuando no tenga que moverse, para que sólo los padres puedan bajarla y subirla.
4. Que cumpla con los requisitos de medidas antes nombrados.
5. No debe tener protecciones Muy utilizadas para que el bebe no se hiciera daño, pero se puede acercar demasiado a ellas y quizás no pueda respirar bien.
6. Contar con ruedas que puedan bloquearse (al menos deberían poder bloquearse dos).
7. Bajar el colchón a una posición menor para impedir que salga solo.
8. No debe haber cojines, peluches, ropa de cama suelta, para evitar asfixias.
9. El colchón tiene que ser adecuado deberá quedar bien ajustado y no visualizar huecos donde el bebé pueda quedar atrapado.

En Look4deco.com  siempre  pensamos en  tu familia.

Pensemos  en la elección de la cuna  ¡y Bienvenido/a al hogar !

Copyright ©2017, LOO4DECO. All Rights Reserved. CREATED BY JEZZ Media | Madrid - Barcelona